lunes, 29 de abril de 2013

COMO CONSERVAR ACEITUNAS


CONSEJO PARA EL CONSUMIDOR:

Cinco consejos para conservar las aceitunas


Las aceitunas de mesa son uno de los aperitivos más apreciados por los consumidores y más recomendados por los expertos en nutrición, ya que nos aportan calorías moderadas y son una fuente de fibra, ácido oleico, vitaminas, y minerales como el calcio, el hierro y el magnesio. Sin duda, las aceitunas son el picoteo perfecto para no engordar y disfrutar cuidándote.
Pero no solo podemos tomar las aceitunas como aperitivo, también pueden ser el ingrediente principal de numerosos platos. Por estas razones, y por gozar de una excepcionalmente larga vida útil, no puede faltar en tu cesta de la compra.
Una vez abierto el envase, su conservación necesita de ciertos cuidados sencillos que nos permitirán disfrutar más tiempo de esta joya de la dieta mediterránea:
1. Guardar en frío y, preferiblemente, en recipientes de cristal cerrados herméticamente.
2. No mezclar aceitunas nuevas con aceitunas abiertas hace tiempo.
3. Mantener las aceitunas cubiertas por el líquido conservante del envase. Si no es suficiente, se puede añadir agua, sal y unas gotas de limón. Si se ha eliminado todo el líquido, se puede reemplazar por agua, vinagre y sal.
4. Siempre que sea posible, comprar envases del tamaño adecuado a la cantidad que se vaya a utilizar.
5. Optar por aceitunas sin hueso para recetas.
Además, un truco para que disfrutes de unas aceitunas con más sabor: Pon a macerar las olivas que has comprado en un poco de aceite de oliva, tomillo, romero y dos dientes de ajo cortados por la mitad. Si el líquido no las cubre por completo, dales la vuelta de vez en cuando. Para comerlas, deja que escurran bien y verás qué sabor tan mediterráneo y apetitoso tendrán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada