lunes, 17 de octubre de 2016

Campaña oleícola en los principales países productores


¿Cómo se presenta la campaña oleícola en los principales países productores?


- Tras conocer las primeras estimaciones sobre la producción mundial de aceite de oliva en la campaña 2016/17 de diversas entidades y organismos, sujetas a las condiciones meteorológicas que se registren en las próximas semanas, en Mercacei hemos querido saber cómo se presenta la cosecha en los principales países productores.

Reducción cercana al 45% en Italia
El escritor, periodista, oleólogo y director de Olio Officina, Luigi Caricato, apunta que existen muchas preocupaciones en el segundo productor mundial de aceite de oliva, Italia, donde existe una queja prácticamente generalizada sobre la mosca del olivo, si bien, en comparación con el “desastroso” año 2014 se constata un mayor optimismo.
Según Caricato, se estima una reducción cercana al 45% en la producción de aceite de oliva. Así, de acuerdo con un reciente informe, se espera producir alrededor de 250.000 toneladas, si bien “hasta que no estén las aceitunas cosechadas nada es seguro”. En concreto, se prevén reducciones en regiones productivas como Puglia, Calabria y Sicilia, las tres áreas más importantes en el cultivo del olivo. En concreto, en Puglia se reducirá un 40%, mientras que en las otras dos regiones se estima alrededor del 65%. Por su parte, en las zonas donde se prevé un incremento de la producción, el impacto en el conjunto nacional será “algo relativo” porque son áreas en las que el porcentaje no afecta mucho a las probabilidades. Se trata de Toscana (+2%), Umbría (+12%) y Véneto (+1%).
En su opinión, no ha sido un año fácil, principalmente por los ataques de patógenos.
Caricato ha avanzado que la campaña de este año ha comenzado en septiembre, en Noto (Sicilia), cerca de Siracusa; obviamente con bajos rendimientos, en torno al 12%. Si bien ya se ha generalizado en el resto de zonas con el fin de obtener aceites más frutados. “Se prevé el cierre de la campaña en diciembre, y es de esperar que se obtengan resultados menos pesimistas respecto a las predicciones más sombrías”, asegura.


Menos producción en California
En el caso del principal estado productor de aceite de oliva de Estados Unidos, California, la directora de Marketing del Consejo Oleícola de California (COOC, por sus siglas en inglés), Lisa Pollack, estima que la producción de este año se sitúe entre entre 3,2 y 3,5 millones de galones (entre 12,1 y 13,2 millones de litros) frente a los 4 millones de galones de 2015 (15,1 millones de litros).
A pesar de que el rendimiento se prevé menor respecto a la campaña anterior, los agricultores de California están observando un mayor contenido graso en el fruto, que parece registrar un índice de madurez por encima del pasado año.
California cuenta con alrededor de 38.000 acres (15.378 hectáreas) de olivos para la producción de aceite de oliva virgen extra. El COOC estima que 3.500 nuevos acres (1.404 hectáreas) serán plantados cada año en California hasta 2020. Según Pollack, la industria del aceite de oliva es una de las industrias agrícolas de mayor crecimiento en este Estado y la sequía continuada no ha afectado a las predicciones de crecimiento.
En el mercado estadounidense, el aceite de oliva de California representa el 5,8% de la cuota de mercado y gracias a que el consumidor está más concienciado con los beneficios del aceite de oliva virgen extra, “esperamos que esta tendencia al alza continúe”, señala.


Un año “muy difícil” para Marruecos
También se prevé un año “muy difícil” para Marruecos, según Noureddine Ouazzani, director de Agro-pôle Olivier. En este sentido, para esta campaña se pronostica un descenso en las áreas de cultivo del olivo de entre el 35 y el 40% (entre 75.000 y 80.000 toneladas de aceite de oliva) en comparación con la producción del pasado año, que fue de 120.000 toneladas. Según Ouazzani, el sector está sufriendo en la actualidad la falta de precipitaciones, lo que puede agravar la disminución de la producción. No obstante, en estos momentos la calidad de la producción es “buena, incluso muy buena”, ya que el fruto no ha sufrido el ataque de la mosca del olivo.
Ouazzani ha recordado que gracias al Plan Marruecos Verde ha aumentado el área destinada a este cultivo, se ha modernizado el sector y ha mejorado tanto la calidad del producto como su posicionamiento de cara a la exportación, sobre todo dirigida al mercado estadounidense. En la actualidad, existe una superficie de 1.015.500 hectáreas, de las cuales 400.000 se han plantado en los últimos ocho años. La producción media de aceitunas es de alrededor de 1,4 millones de toneladas en el período comprendido entre 2010-2014, que generan anualmente entre 100.000 y 120.000 de aceite de oliva y 106.000 toneladas de aceitunas de mesa.


Entre 80.000 y 100.000 t. en Túnez
El agente comercial y bróker italiano, Adriano Caramia, señala que en el caso de Túnez los pronósticos más optimistas apuntan a una producción de 100.000 toneladas, mientras que los más pesimistas persisten en mantener la cifra de 80.000 toneladas. Sin embargo, según Caramia, “nos advierten de que estas cifras han sido presentadas ante las fuertes lluvias que el país registró durante diez días (finales de septiembre y principios de octubre) y que afectaron a todos los sectores agrícolas”.
Las zonas de producción sobre las que se han establecido estas cifras son áreas regadío que no han sufrido el elevado calor del verano y la escasez de precipitaciones entre enero y septiembre de 2016.
Por zonas, se espera una producción media-buena en Kairouan, Sidi Bouzid y suroeste de Túnez; mientras que se prevén cifras menores en áreas de Sfax, Túnez y sur del país.
Caramia cree que las últimas lluvias mejorarán la calidad y el rendimiento, pero hace hincapié en que los próximos 15 o 20 días serán cruciales para la recolección y molienda en Túnez.


Descenso también en Grecia
Asimismo, las previsiones en Grecia también son de descenso de producción y el bróker especializado en el mercado griego Luigino Mazzei subraya que la campaña de aceite en el país heleno muestra una disminución en comparación con el año anterior de un 20%, hasta alcanzar entre 180.000 y 200.000 toneladas, de las cuales 80.000 corresponderán al Peloponeso, 50.000 a Creta, 20.000 a Mitilene y 50.000 a la zona centro y otras islas (Zante, Corfú y Cefalonia).
Mazzei ha señalado que la disminución de la producción se debe principalmente a la falta de lluvias y a los daños producidos por la mosca del olivo. En particular, en Creta la producción será casi la mitad de una buena campaña, debido “al sufrimiento del árbol y el fruto por la falta agua desde el pasado mes de mayo”.
La situación tampoco es buena en el Peloponeso, por los daños provocados por la mosca del olivo en Messinia (Kalamata), Ilia y en Lakonia (Esparta).
En definitiva, Mazzei indica que se espera un descenso de la producción y un aceite de calidad media o baja desde un punto de vista analítico y organoléptico.


Merma productiva pero muy buena calidad en Portugal
En Portugal -informa Alberto Serralha, CEO de Sociedade Agrícola Ouro Vegetal, S.A. (SAOV), productor y consultor internacional de aceite de oliva-, el verano fue muy caluroso con muchos días con temperaturas extremas responsables de un menor desarrollo del fruto y una baja acumulación de aceite. En esa fecha los análisis muestran un 4% a 6% menos de grasa en base seca en comparación con la campaña anterior. Además, la recolección, según Serralha, se encuentra entre dos y tres semanas retrasada.
Según precisa, el olivar de secano en todas las regiones de Portugal presenta una producción, en general, baja por lo que no contribuirá mucho a las cifras de 2016/17. Como excepción, algunas zonas del norte de Portugal obtendrán una cosecha media.
La gran duda, a su juicio, es la capacidad que los nuevos olivares de la provincia de Alentejo pueden tener para compensar las mermas de secano, bajo rendimiento graso y fincas afectadas por la lluvia durante la floración.
Serralha cree improbable que Portugal pueda producir una cantidad similar a la última temporada, por lo que se registraría una merma productiva de entre el 10 y el 20%, pudendo cerrar la campaña con una cifra de entre 90.000 y 100.000 toneladas de aceite de oliva. Además, se espera un año de muy buena calidad con ausencia de ataques de mosca.


Hasta un máximo de 1,4 millones de toneladas en España
En cuanto a las previsiones que se manejan en nuestro país, el ingeniero agrónomo y director de Proyectos de la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO) José María Penco, ha explicado que el verano ha sido demasiado largo, seco y caluroso, una situación que ha seguido vigente en pleno otoño, por lo que la aceituna de secano está arrugada, parada y “clama urgentemente por el agua”. En este sentido, cree que todo dependerá de las precipitaciones que se registren en los próximos 15 días, por lo que es “muy aventurado” hablar de cifras.
Penco afirma que la cosecha en España puede situarse desde un máximo de 1.400.000 toneladas si llueve a tiempo y en abundancia, hasta alrededor de 1.000.000 toneladas “si se alarga esta dramática situación y se hace irreversible”.
Sobre la calidad, apunta que en principio puede ser buena porque ha habido poco ataque de mosca y escasa presencia de enfermedades fúngicas por el calor extremo y la falta de humedad. En cualquier caso, Penco considera que también esa falta de agua esta dejando la aceituna muy seca (mucho hueso y poca pulpa) y esto, además de suponer menores rendimientos grasos, también influye negativamente en la calidad, ya que resultan aceites organolépticamente menos frutados, menos intensos y con matices más cercanos a la madera que a la fruta fresca y al mundo vegetal.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Grupo GEA, Juan Vilar, resalta que la producción de aceite de oliva para la actual campaña queda condicionada a las precipitaciones que se produzcan durante las próximas semanas, así como a la cuantía de las mismas. No obstante y teniendo en cuenta estos factores y si las lluvias se manifestaran de forma media durante los próximos 15 días, las previsiones apuntan a que España podría llegar a una producción de aceite de oliva de 1,4 millones de toneladas, lo que supondría una subida superior al 4% respecto a la última campaña y un 19% frente a la media de las cuatro últimas. En su opinión, a ello ha contribuido el incremento de destino a aceituna de molino por parte del verdeo debido al exceso de estrés hídrico, lo que ha supuesto un descenso de tamaño y presencia de arrugas en el fruto.
Por regiones, Vilar asegura que, atendiendo a la necesaria prudencia anteriormente mencionada, Andalucía subiría un 4%, respecto a la campaña pasada y un 19% en comparación a la media de las cuatro últimas; y Castilla-La Mancha crecería un 7%; mientras que Extremadura descendería más de un 3% respecto a la misma referencia. “El resto de España podría crecer entre el 10 y 16%, todo ello sometido a la prudencia que tales datos suponen por estar sujetos a circunstancias climatológicas imprevisibles”, insiste.
Por otro lado, señala que la calidad de los frutos es buena por la poca acción de la mosca; aunque arrugados, y en muchos casos de escaso calibre, debido a la escasez de precipitaciones. 

domingo, 16 de octubre de 2016

SIAL Paris 2016: find inspiration with a 360° product offering SIAL Paris SIAL Paris


La recolección nocturna de la aceituna

La recolección nocturna de la aceituna llega a Jaén
Dado que mejora la elaboración de los aceites de oliva virgen extra tempranos
– La empresa olivarera Aceites Bañón ha comenzado una nueva campaña con la producción de su producto más destacado, el Aceite de Oliva Virgen Extra Primer Día de Cosecha, procedente de una cuidada selección de aceitunas Picual.

Santiago Bañón, propietario de la firma,  ha vuelto un año más a hacer una clara apuesta por los aceites elaborados con la aceituna temprana que, en esta ocasión han sido recogidas por la noche, con un equipo vibrador con paraguas invertido, a una temperatura de 23º, lo que permite preservar la máxima calidad, dado que la aceituna llega al proceso de molturación de manera inmediata en las mejores condiciones.

Así, del total de la producción, un 2 % corresponde a la selecta variedad generada en el primer día de cosecha, un aceite muy equilibrado que destaca por su intensidad aromática a notas frutales y vegetales (hojas verdes, hierba y tomatera) y toques a plátano y almendra, ideal para aliños, aderezo de pan y demás consumos en crudo.

De esta forma, se ha dado comienzo a una campaña en la que prevé producir y poner en el mercado un total de un millón de kilos de aceite, de los cuales en torno a un 80 % se comercializará a granel y un 20 % envasado -la mitad se destinará al mercado internacional-.

La empresa, de más de dos siglos de historia, ha querido poner en valor este primer día de cosecha con un evento celebrado en la Finca “Las Irijuelas”, donde Aceites Bañón tiene sus olivares y sus instalaciones, al que han asistido representantes de instituciones locales como el alcalde de la localidad jiennense de Santo Tomé, Francisco Jiménez Nogueras, así como un buen número de medios de comunicación especializados.

Santiago Bañón, consejero delegado de la compañía, se ha mostrado “muy satisfecho” con el resultado del inicio de la producción del aceite, que ha sido avalado por el oléologo de Aceites Bañón, Manuel Luque Trucios. 

En el transcurso del acto ha tenido lugar un show-cooking dirigido por Fernando Carrasco, cocinero del equipo de Carlos Núñez, polivalente chef con un sinfín de proyectos de éxito y más de 14 años en el sector, que ha preparado diversas emulsiones con aceite de oliva y frutas, para poder distinguir a la perfección los aromas del AOVE Bañón de Primer Día de Cosecha. Asimismo, la cena ha corrido a cargo del chef Javier Blázquez, del Restaurante La Moratilla, de la localidad jiennense de Villanueva del Arzobispo, que ha empleado también el AOVE Bañón de Primer Día de Cosecha como ingrediente. 

Aceites Bañón sigue apostando por la comercialización de su aceite de oliva virgen extra envasado, tras la inversión de más de un millón de euros llevada a cabo en los últimos años que le ha permitido triplicar la capacidad de almacenamiento hasta superar los 900.000 kilos, así como duplicar la capacidad de molturación y recepción de aceituna. Aproximadamente, se destinan unos 20.000 litros a mercados como China, Alemania, Estados Unidos, Países Bajos o Bélgica, ya que el reto de continuar en el buen camino de la expansión internacional se sitúa como el gran objetivo de la compañía para el próximo año 2017.

ARG. Siempre hay un problema...sino lo hay lo buscamos

Para Ciolar si "vienen" muchos kilos de aceitunas será un problema levantar la cosecha

José Hilal de la Cámara de la Industria Olivícola de La Rioja, describió el panorama que vive el sector en la provincia, los altos costos de producción y la pérdida del mercado brasileño siguen siendo las líneas de preocupación en la industria aceitunera.

Hilal describe a Radio Fénix la situación de la siguiente manera: “Es complejo el tema porque este año no hubo cosecha, eso tiene aristas positivas y negativas. Las positivas es que hubo sostenimiento de precios y en las negativas fue la falta de aceitunas, la disminución de las posibilidades de trabajar ante la falta de kilos. Estamos ante una nueva cosecha y esperamos que mejore”

“El sector viene en una crisis muy pronunciada de hace muchos años con un reacomodamiento general en todas las provincias productoras como San Juan, Catamarca, Mendoza y La Rioja. Nuestra provincia sigue siendo líder en cantidad de kilos producidos y hectáreas cultivadas” aclara.

“Se vive en un proceso de reacomodamiento, que en algunos casos fue violento pero en este momento estamos esperando cuál será la perspectiva para el año que viene.
"Si vienen muchos kilos será un problema importante para poder levantar la cosecha, habrá que ver cómo la financiamos” agregó el presidente de la Ciolar.

Los otros problemas que están en la industria aceitunera y sus derivados, según Hilal son: “los costos energéticos, los costos general de producción agrícola e industrial. La imposibilidad de sostener los niveles de actividad ante la falta de kilos de este año”

“Esperemos que vengan buenos kilos y que podamos levantar la cosecha. La complejidad del panorama está enmarcada en un período de crisis que atraviesa el sector desde hace más de una década”.

Respecto a la conformación del Clúster Olivícola, José Hilal dijo: “lo veo con mucho entusiasmo porque es una oportunidad de sentarnos, todos los actores del sector, en una mesa para charlar  de los problemas. Lo mejor ante una situación conflictiva es poder dialogar y buscar una solución entre todos; y en el clúster están las Cámaras, el Inta, el Inti, el Senasa, organismos municipales, provinciales y nacionales, productores primarios, industriales, pequeños elaboradores, etc.

Además dijo: “Todo el arco que acciona sobre la olivicultura está en el clúster, el sostenimiento será a partir de la buena voluntad de todos nosotros. Si esto se hubiera puesto en marcha mucho antes, quizás nos encontraría organizados y con acciones concretas, pero es peor que no se hubiera hecho nunca. Ahora hay que sostenerlo y alimentarlo con esfuerzo y con trabajo”

En cuanto a las importaciones, “por el momento no hay un gran ingreso de productos del exterior, hasta ahora no hay un gran impacto en nuestro mercado, si en el brasileño donde hemos perdido mucho en año anteriores ante España, Egipto, Túnez o Grecia que tienen otro tipo de política de exportación muy activas y de fomento que han hecho que perdamos terreno por cuestiones de competitividad en un mercado que históricamente teníamos conquistado”.

Consultado sobre cómo el viento zonda pudo afectar a las plantaciones dijo que ese están evaluando los daños y que el próximo mes recién se tendrá un panorama más especifico si hubo o no pérdidas.

El olivo y la lluvia .....POESIA

El olivo y la lluvia
Al olivo le gusta escuchar mi voz.
 Al olivo centenario le gusta que le abrace.
 Siento sus profundos  latidos cuando mis brazos acarician sus arrugas, decorando su voluminoso  tronco y alimentando mi alma con su energía.
Como lustrosos racimos se desbordan las ramas, cargadas de aceitunas, como un rocío verde aún. 
Toco con las manos las hojas y los ovalados frutos. 
Y dos olivas se desprenden de sus ramas y tambaleantes caen  al suelo. 
Me arrodillo y miro a la inmensa bóveda del cielo, a través del cortinaje del plateado follaje. 
El celaje es ceniciento, opaco, aciago.
Nubes negras vacilan su carga, encapotando el cielo.
 Llueve en pocos minutos. 
Llueve sobre mi rostro. 
 Y sobre la añosa y cimbreante arquitectura del olivo. 
Sobre la tierra reseca, donde se hospedan las dos olivas solitarias. 
Las hinco en la tierra. 
Ahora ya mojada. 
Mis rodillas se hunden en el barro. 
Miro al cielo y río. 
Río cuanto puedo.
Con gozo extiendo los brazos en cruz y el olivo me imita. 
Y yo adoro al olivo, a la tierra y al cielo.
Y a las dos olivas solitarias, que escribieron sobre la empapada tierra la esperanza y la  ilusión de un viajero, como un cazador de instantes, sintiendo la necesidad de apresar la luz y la figura peregrina  del olivo.
Mi tierra es así.
El olivo y la lluvia
Luis Gispert

sábado, 15 de octubre de 2016

Conde de Benalúa - Presentación (Sous-titres Français) Conde de Benalúa Conde de Benalúa


Master Class "Todos los secretos del aceite de oliva" - Presentación Carrefour



DR.TV – Consejo del día: beneficios del aceite de oliva



ARG. Armando Mansur: "El productor olivícola está complicado"


Guillermo Zaina: "En Mendoza producimos aceitunas de excelencia"


Como hacer paté de aceitunas | Tapenade | Receta paso a paso


martes, 4 de octubre de 2016

España:La campaña del verdeo 2016 vuelve a tener precios que no pagan los costes de producción de la aceituna

El sector del olivar vuelve a sufrir los rigores del mercado y de la falta de lluvias. Dos semanas después de iniciarse la campaña del verdeo, el precio de la aceituna variedad manzanilla está a un máximo de 0,70 euros y de la gordal 0,60 euros. Precios que no pagan los gastos de producción. La peor parte de la cosecha se centra en la tierras de secano, donde algunos olivos se secan y otros tienen aceitunas agostadas (arrugadas) que posiblemente no sirvan ni para aceite.
La campaña ha comenzado por recoger la aceituna gordal. Calculan que no durará más de un mes y que la producción este año no se acercará ni por asomo a los 55 millones de kilos de aceitunas (8 de ellos gordales) que se recogieron en 2015. Las razones de tan corta cosecha se debe principalmente a la escasez de precipitaciones, el campo necesita un mínimo de unos 300 litros más por metro cuadrado de lo hasta ahora caído. La vecería también se ceba con el olivar, a una cosecha larga le sigue una corta, por puro agotamiento del árbol.
Y en medio de lo inevitable, los intermediarios y grandes empresas. Estas últimas controlan el mercado y son las que, según los representantes de los sindicatos agrarios como COAG, se llevan el máximo beneficio. El agricultor no para de preguntarse cómo puede ser que la aceituna valga 0,70 euros el kilo o menos y en el supermercado alcance en algunos centros comerciales casi 5 euros el kilo. Una parte de esta producción se pone en el mercado entamada, por ejemplo es el caso de las que dejan los socios en la Cooperativa Labradores de La Campiña. Se prepara solo para envasar. Sus socios tardan más en cobrar pero el precio es un poco más alto de los 0,70 céntimos el kilo, aunque poco más.
El estres del olivo

El olivo sufre este año mucho estrés por lo que la mayoría de la producción de aceituna de secano se destinará a molino. Hace unos años era impensable destinar las aceitunas de la variedad manzanilla a aceite, lo que ha sido un descubrimiento. “A muchos productores les encanta el aceite de manzanilla porque lo utilizan para refrescar el de otras variedades como la arbequina, que pierde propiedades más rápidamente”, dice Antonio Rodríguez, responsable de la aceituna de mesa a nivel nacional de COAG.

Entre el sector del olivar prima la desilusión porque el campo lleva perdiendo dinero mucho tiempo. Las consecuencias son el abandono de muchas tierras, en las que se nota tierras de olivos muy dejadas. Los agricultores están limitados a la hora de echarles jornales al campo porque con esos precios, no hay ganancias, como mínimo los costes de producción por kilo se sitúan en 67 céntimos.
Las quejas llegan a todos los sectores que tienen que ver con la campaña. Las empresas intermediarias que reciben el producto en su primera fase, es decir aquellas que los preparan para envasar, explican que la aceituna este año no tiene suficiente calidad, por lo que el precio no puede ser alto. Y, además, añaden que ellos mantienen todo el año el producto para venderlo a clientes que son los que las comercializan, con los gastos que esto supone. Aun así, están de acuerdo con que el precio de la aceituna tiene que subir porque, si no se cuida a los responsables de cultivar la materia prima, este sector no tiene futuro, ya casi ni presente.
La esperanza puesta en la IGP

La introducción en el mercado español de aceituna procedente de países como Egipto a bajo precio está afectando al sector. Pero aquellos que trabajan a diario entamando aceitunas aseguran que la calidad es muy mala. “Llega a España con enfermedades, incluso podrida”, dice uno de estos empresarios a AION Arahal. Por esta razón, defender la calidad parece ser el camino para la mejora en general.

En este sentido trabaja la APAS (Asociación para la Promoción de la Aceituna Sevillana). El pasado día 20 anunciaron una buena noticia para el sector en la provincia. El Ministerio de Agricultura ha solicitado a la CEE la IGP para este producto en las variedades manzanilla y gordal para la aceituna sevillana. Este es el camino, según Antonio Rodríguez, distinguir la calidad para defender el precio.
Por esta razón, cuando esta solicitud se presentó en la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía,  presentaron alegaciones casi 40 empresas  entre las que se encontraban Aceitunas Sevillanas, S.A., Suroliva S. Coop. And.; Estepaoliva, S.L.; Aceitunas Torrent, S.L. o incluso la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (ASEMESA); o Agro Sevilla Aceitunas, incluso de fuera del país, como Sovena España S.A. (de origen portugués).
Los representantes de los agricultores explican que es cuestión de intereses, si hay una figura de calidad que defienda la aceituna sevillana, las empresas que la envasan no podrán “engañar” más al consumidor vendiendo aceitunas con el nombre de “sevillanas” sin serlo de peor calidad. La calidad tendrán que pagarla por lo que la cadena de valor estará más equilibrada y será más favorable al origen, es decir al agricultor. El Consejo Rector de la IGP se ocupará de defenderla aunque para hacerlo tenga que recurrir a la justicia.
Reivindicaciones de los jornaleros

Por su parte, otra de las partes implicadas en el sector son los jornaleros que recogen la aceituna del campo. Sus reivindicaciones se encaminan a denunciar la presión que reciben durante la jornada de trabajo.

Según denuncian en las redes sociales y en los sindicatos, muchos de los propietarios “no pagan el sueldo”. El convenio laboral del campo estipula el salario este año en poco más de 46 euros por 6,5 horas de trabajo. Algunos, denuncian, lo pagan pero condicionado a un número determinado de espuertas recogidas, lo que este año en algunos pagos es complicado porque hay menos aceitunas.
Los jornaleros denuncian también que el agricultor no mantiene el olivo en condiciones para que el verdeo se haga sin dificultades. Les falta, según han denunciado a este medio, sobre todo “limpieza” lo que hace más cuesta arriba uno de los trabajos más sencillos del campo.
En definitiva, el sector del olivar lucha por mantenerse y así lleva décadas. La campaña del Verdeo 2016 es una más, que aún no se sabe como va a acabar.