viernes, 14 de noviembre de 2014

El Presidente de Asolmen . Reportaje


Armando Mansur:

 “Esperamos buena cosecha, 

con mercado firme y mejores precios”

El Presidente de Asolmen y el sector olivícola son optimistas.

 A la excelente perspectiva de recolección suman un escenario

 internacional favorable y estiman poder vender a Europa.

 Preocupa la falta de capital de trabajo.




imagen

"La ayuda debe llegar a más productores, especialmente a los más pequeños. Sin producción primaria no habrá producto industrializado y no habrá multiplicación de recursos.”

Finalizada formal- mente la campaña olivícola 2014, y con el nuevo ciclo productivo en desarrollo, los olivicultores mendocinos empiezan a ver “la luz al final del túnel” con miras a la nueva temporada. 

Armando Mansur, presidente de la Asociación Olivícola de Mendoza, repasa el estado de situación del sector y proyecta el futuro inmediato. 

En diálogo con Los Andes, el empresario del Este provincial, quien preside también la Federación Olivícola Argentina, advierte no obstante sobre la imperiosa necesidad de abordar cuestiones estructurales, para garantizar una actividad sustentable e inclusiva del amplio espectro de pequeños olivicultores, sobre los que se sustenta gran parte de la estructura productiva de la olivicultura mendocina.

-¿Cuál es el resultado que dejó la campaña olivícola 2014?

-En primer lugar, debemos tener en cuenta que la producción fue muy baja. La cosecha de 2014, que no llegó al 30% de una producción normal, junto con la del 2000, fueron las peores de los últimos 30 años.
Pero se sintió más el impacto en el sector elaborador de aceite de oliva que en el de la industria de aceitunas de mesa, sobre todo porque Brasil mantuvo un buen nivel de demanda. En ese mercado está mejor posicionado el sector conservero que el aceitero.

-¿Qué perspectivas vislumbran para el nuevo ciclo productivo?

-La floración es muy buena y si bien dependemos todavía del clima, alguna helada todavía es posible, es en teoría porque no creo que ocurra, y hay que ver si tenemos un Zonda que pudiera afectar el cuaje, por lo que estamos viendo. Hoy creemos que podemos encaminarnos hacia una buena cosecha.

-¿Los olivares estarán adecuadamente atendidos como para llegar a cosechar esa producción potencial?

-Todo el mundo sabe que la gente viene complicada en los últimos años, y no todos han podido atender sus olivares como hubiese sido necesario. De manera que los olivos que no han sido bien regados, los que tienen enfermedades, los que han quedado sin podar, van a tener menor producción.

-Ahora, suponiendo que haya una buena cosecha, hay que llegar con esos frutos a la fábrica...

-Creo que va a ser el primer escollo que deberemos sortear. Como venimos desde fines de 2008 soportando crisis internacionales y problemas de costos internos, las empresas están llegando con poco capital de trabajo y pueden presentarse problemas al momento de cosechar, sobre todo para los productores chicos.
Este tema lo hemos conversado con la gente del Ministerio de Agroindustria, porque creemos que es necesario comenzar a trabajar con la debida antelación. A fines de febrero tiene que empezar la cosecha de aceitunas para conserva, y dos meses después, las que destinamos a la elaboración de aceite.

-¿En qué opciones están pensando ustedes?

-Quizás habría que, por un lado, destinar recursos al subsidio de tasas para las empresas más grandes, que tengan capacidad de financiarse a través de bancos comerciales.
Por otra parte, tratar de capitalizar las líneas para cosecha y acarreo que están disponibles en el Fondo para la Transformación. Además, habría que aprovechar la estructura de Mendoza Fiduciaria y particularmente de Cuyo Aval para constituir warrants a través de los cuales poder financiar la cosecha y el acarreo con garantía sobre el producto elaborado. 

-¿Cuál es el panorama que se presenta este año, comparado con el que tenían a esta altura de 2013?

-El año pasado estábamos peor. sabíamos que no íbamos a tener producción, los precios estaban a la baja, las circunstancias internacionales eran negativas.
Este año tenemos perspectivas de mayor producción, los precios han mejorado y están tonificados y la oferta internacional va a ser menor. España, primer productor mundial, va a tener, con suerte, una cosecha normal.
Con la crisis de consumo en Europa, salió a abrir nuevos mercados, y ahora que el mercado europeo se está reactivando, probablemente vaya a estar ajustada para atender toda la demanda. Por eso esperamos buena cosecha, con mercado firme y mejores precios.

-Pero persisten los problemas de competitividad del sector…

-Adentro y afuera del país. España ha asegurado la rentabilidad de sus olivares hasta el año 2020, otorgando subsidios que, en Jaén, por ejemplo, llegan hasta los 690 euros por hectárea.
Está claro que nuestro país no tiene capacidad para replicar medidas así, pero ignorarlas nos hará perder posiciones que tanto nos costó conseguir. En lo inmediato, creemos necesario poner en marcha acciones con Cancillería y plantear un arancel para el ingreso, al Mercosur o a Brasil al menos, de aceite de oliva y de aceitunas de países extra comunitarios.

-Habló también de problemas “de adentro”…

-Es que siguen vigentes los derechos de exportación, permanecen bloqueados los reintegros y persisten las demoras en la devolución del IVA. Es necesario resolver esos problemas, como es necesario adecuar los costos laborales a la actividad y a la región, acotar los costos vía control de la inflación, permitir el ajuste por inflación de los balances, rediseñar el régimen impositivo.
Hemos solicitado expresamente al Gobierno provincial que nos acompañe a plantear estas preocupaciones ante la Nación y buscarles una rápida resolución.

Soluciones de largo plazo
En el sector olivícola de Mendoza están conscientes de que, al margen de abordar los problemas de coyuntura, es necesario ocuparse de problemas estructurales, que demandan acciones de largo plazo.
En primer lugar, la incorporación de variedades que se adapten a nuevas demandas de los mercados. Sobre esto están trabajando con el IN TA de Junín. Además, la adaptación de los olivares, en términos de densidad y marco de plantación, a los requerimientos de la cosecha mecanizada y a las exigencias de mayores rendimientos.

Por otra parte, la mecanización de la cosecha. En lo inmediato, fomentando la constitución, por un lado, de empresas de servicios y, por otro, de consorcios o una figura similar que faciliten el acceso de pequeños productores al uso eficiente de estas tecnologías. Junto con ello, la adecuación tecnológica de las fábricas, en el punto de recepción de la materia prima.

“Seguramente la solución no es una medida sino un conjunto de medidas, como parte del diseño conjunto (entre el sector privado y las autoridades) de programas claros -con financiamiento adecuado- que nos indiquen la dirección que deberemos seguir”, dice el presidente de Asolmen, Armando Mansur. 

Nueva bacteria que afecta a los olivos


Científicos detectan una nueva bacteria que afecta a los olivos

Por primera vez en el país y con pocos antecedentes en el mundo, técnicos del INTA y Senasa detectaron la presencia de la bacteria Xylella fastidiosa en olivos de La Rioja y Córdoba..
                    
Por primera vez en el país y con escasos antecedentes en el mundo, técnicos de INTA y Senasa detectaron la presencia de la bacteria Xylella fastidiosa en olivos de la variedad Arauco, ubicados en la zona de Aimogasta –La Rioja– y de Cruz delEje –Córdoba–. De las 50 plantas analizadas, en casi el 50% se encontró la bacteria, la cual se propaga con facilidad a través de una chicharrita y provoca el desecamiento de los ejemplares.

“Lo particular de estas chicharritas es que son polífagas y cambian de hospedante muy rápidamente”, aseguró Raquel Haelterman, especialista del Instituto de Patología Vegetal del INTA, al tiempo que señaló: “Estos insectos se alimentan de diversas especies y eso potencia la diseminación de la bacteria”.

Según explicó, los síntomas observados en las plantas fueron: decaimiento, coloración poco brillante de las hojas, defoliación parcial, muerte de ramas y quemado de la punta de la hoja –fenómeno conocido como “punta de flecha”–. En esa línea, remarcó la importancia de este último síntoma, dado que suele ser característico de la acción de la bacteria, aunque aún se trata de establecer si los daños fueron causados por ésta o si también actuaron otros patógenos.

La muestra analizada estuvo compuesta por ramas y hojas de 50 ejemplares, que presentaban la sintomatología, extraídos de cultivos tradicionales de la zona de Aimogasta y Cruz del Eje. En particular, según indicó la especialista, se estudió el pecíolo y la nervadura, ya que es en los vasos xilemáticos de esos órganos donde el patógeno alcanza su mayor concentración.

A diferencia de los vasos floemáticos que transportan los productos derivados de la fotosíntesis, los vasos xilemáticos conducen el agua y los nutrientes y se encuentran en el tallo, los pecíolos y las hojas. “Esta bacteria no afecta otros tejidos, sino que se asienta en estos vasos, los tapona y eso produce el marchitamiento y el secado del borde de las hojas”, señaló.

“Se trata de una bacteria bastante difícil de aislar y, por eso, se la analiza a través de pruebas serológicas y moleculares”, explicó, quien además agregó: “Hasta ahora se la encontró en olivos de la variedad Arauco, una de las especies más requerida en el mercado y cultivada en la zona, debido a que produce una aceituna de mesa con buen tamaño y cuyo fruto es autóctono”.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Agricultura de la Nación, la Argentina es el primer productor de olivo en América del Sur con una superficie cultivada de 102.000 hectáreas. Entre los años 2000 y 2011, la elaboración de aceite de oliva creció un 239% mientras la producción de aceitunas de mesa se incrementó casi un 90%.

Durante el primer trimestre de 2011, se exportaron 2.494 toneladas de aceitunas de mesa por un valor de 9 millones de dólares. Respecto de los principales destinos, se destaca Brasil con una mayor participación, seguido de los Estados Unidos, Uruguay, Chile y Venezuela, entre otros.

“Junto con el Senasa, tenemos previsto realizar un monitoreo para determinar en qué otra región olivícola está presente la bacteria, en qué otras especies la podemos detectar y cuál sería la chicharrita que la transmite”, anticipó Haelterman sobre la investigación llevada a cabo en el marco del Programa Nacional de Protección Vegetal de INTA.

Preocupa la devaluación rusa y brasileña


13/11/2014 MERCADO EXTERNO

Exportación: preocupa la devaluación rusa y brasileña


La Cámara de Comercio de San Juan alertó ayer sobre el impacto negativo que tendrá en las exportaciones sanjuaninas la devaluación que ha venido registrando el real en Brasil y el rublo en Rusia, dos destinos importantes para los productos de la agroindustria local. ‘’Son dos destinos tradicionales y nos afecta sobremanera. Rusia ha devaluado casi 50% su moneda este año y se agrega Brasil que viene con microdevaluaciones. Para nosotros significará menos ingreso de dólares’’, aseguró el presidente de la entidad que reúne a los exportadores agroindustriales, Antonio Giménez. Si bien no son los destinos principales respecto al total de las exportaciones locales, Brasil y Rusia captan una buena porción de las ventas de la agroindustria sanjuanina, entre las que destacan cebollas, ajos, aceitunas, pasas de uvas, uvas en fresco, vinos y mostos, entre otros productos. Para tener en cuenta, el año pasado el mercado brasileño representó el 7,21 por ciento del total de la facturación de las exportaciones sanjuaninas, y un 17,59 % del total del volumen. Por su lado Rusia participó con el 1,29% del valor Fob total, y el 2,34% del volumen (ver infografía). 

La situación brasileña es la que se sigue con mayor atención. Esta semana el real brasileño se depreció 0,1% frente al dólar, llevando la moneda estadounidense a 2,56 reales lo que implica que en lo que va de 2014 el peso argentino ya perdió 23% frente al real (ver recuadro). Por ejemplo, hace cuatro meses, cuando se realizaba el Mundial de Fútbol, el real se encontraba en 2 respecto al dólar. ‘’El consumidor de Brasil no piensa en dólares, piensa en reales; y está dispuesto a pagar determinado precio por ese producto, no quiere pagar más. Entonces si la moneda de ellos se devalúa, a ellos se les encarecen los productos y para nosotros significa menos ingreso de dólares’’, agregó Giménez. Entre los afectados de la cadena agroindustrial, las pasas son de los productos en situación complicada: ‘‘En la actualidad. el 85 a 90 por ciento de las pasas que producimos en San Juan van a Brasil y con la recesión que hay en ese país y la devaluación, el panorama es complicado’’ aseguró el exportador de pasas, Domingo Alós. Agregó que ‘’destinos más alejados como Polonia, Rusia, Estados Unidos o Europa ya los perdimos porque no somos competitivos por los altos costos internos, especialmente los fletes’’ y comentó que ‘’el flete para poner un contenedor de pasas en Buenos Aires es tan caro que no podemos competir con Chile el país que copado Polonia y Rusia’’. En el tablero de los exportadores de uva en fresco Brasil también está con luz roja porque la devaluación se suma a la exigencia de bromuración de cargamentos por parte de las autoridades cariocas, que ya había provocado una caída importante en las ventas a ese destino cercano. 

La devaluación de la moneda rusa también puso presión en las exportaciones locales. Según los datos de la Cámara de Comercio, el rublo pasó de 30 dólares ‘’a los actuales 43 o 45 en 7 u 8 meses’’. Ese escenario empaña las expectativas del gobierno nacionaly provincial que vienen promoviendo las ventas a ese destino desde que la Federación Rusa resolvió dejar de comprarle productos a la Unión Europea y los Estados Unidos, por la sanción que éstos le impusieron por la crisis con Ucrania. En el sector no tienen muchas expectativas de incrementar exportaciones a ese destino a pesar del viaje organizado por la provincia a la World Food Moscú el 13 de setiembre pasado adonde viajaron firmas vitivinícolas locales. 

‘’Lo que están haciendo Brasil y Rusia es adecuarse a una realidad que se está dando en el mundo, el dólar se esta fortaleciendo incluso frente al euro, que bajó de 1,36 a 1,24 frente al billete verde. Ellos pagan el mismo valor por nuestros productos, si eran 5 euros eso representó el año pasado 1,35 dólares y este año serán 1,24 dólares’’ dijo Giménez.

Tierra Campo Tv 2014- EXPOPRODUCTIVA Y EXPOLIVO CATAMARCA